L a construcción de este monumental monasterio comenzó en 1596 y prosiguió durante tres siglos más, cuando se fueron agregando distintos detalles como sus cúpulas.

A finales de los 70´s se restauró y acondicionó para brindarle a los michoacanos un lugar donde se ofrecieran talleres artísticos, exposiciones de diversa índole y eventos culturales. También cuenta con un teatro, varias salas de exposiciones, el Museo de la Máscara, cafetería y es uno de los sitios con más leyendas de la ciudad. La iglesia anexa es Nuestra Señora del Carmen. Su fachada es de estilo herreriano con toques de lo que sería el barroco. Este conjunto es uno de los más grandes y bellos de Morelia.